Si sos kirchnerista pero estás de acuerdo en la protesta contra la megaminería contaminante, podés ayudar a tu gobierno pegándote vos mismo.

PARA LEER TODAS LAS NOTICIAS SOCIOAMBIENTALES

jueves, 4 de febrero de 2010

El algarrobo de Andalgalá

Cobertura Especial


El algarrobo de Andalgalá



pic_0403.jpgTu sombra nos cobijaba...
tu sombra nos hacía techo,
tus raíces nos gritaban
donde estaba nuestro suelo.
Anónimo
La Asamblea del algarrobo nació como una suerte de explosión. Los vecinos autoconvocados que llevan más de diez años de lucha, en su búsqueda incesante, se toparon con la resolución que entrega la ciudad para la explotación minera y dijeron basta. Chaquiago fue el lugar elegido para cortarle el paso a la inminente instalación de la minera Agua Rica en Andalgala. departamento de la provincia de Catamarca Un mes después de comenzar la asamblea permanente, realizaron una movilización que sumó más de tres mil voluntades en una ciudad con un pueblo que, como siempre, sabe más de lo que aparenta.
El jueves 14 de enero, al cumplirse treinta días de iniciada la asamblea permanente sobre el camino comunero que une Andalgalá con El Potrero, paso obligado para los mineros, los asambleístas organizaron una “Caminata por la vida” que culminó con una concentración en la plaza principal de la ciudad. Allí se realizó un acto de cierre con músicos, títeres, artistas plásticos lo que hizo que más de tres mil personas terminaran cantando y bailando ya entrada la noche.
pic_0398.jpg
La convocatoria se realizó alrededor de la defensa “de nuestro santuario de la naturaleza, nuestra tierra, el agua, el aire y la biodiversidad…juntos para cambiar la historia”. Así se podía leer en el volante fotocopiado a fuerza de voluntades y distribuido de la misma manera.
En esta ciudad de veinte mil habitantes, donde prácticamente todos los medios de comunicación son directamente de las mineras o están subordinados a ellas, haber logrado duplicar en pocos días la presencia de la marcha anterior, ha sido para los autoconvocados un fuerte estímulo.

El algarrobo

Chaquiago. Al acercarse al recodo del camino ya las banderas que cuelgan del alambrado anticipan la asamblea. No bien se pega la vuelta y se encara para El Potrero, a mano izquierda un algarrobo marca su territorio con sombra, en un enorme círculo. Dentro de ese círculo se ha instalado la asamblea a la cual el árbol, además de la sombra le presta su nombre.
El predio es de uno de los autoconvocados y hasta allí les hace llegar luz. Alguien llevó una garrafa y hornallas, tabla, caballetes, una mesa pequeña con su mantel, sillas variopintas y hasta una heladera. Con cuarenta grados a la hora de la siesta, no queda claro si el peor es ese horario de guardia o el que arranca a las 12 de la noche. Los vecinos se anotan y van rotando, cubriendo así las veinticuatro horas.
Una enorme bandera argentina prendida en dos palos largos atraviesa la ruta a modo de barrera.

“Vinimos acá. Yo me voy, me planto en esta ruta. Así fue una decisión de una noche para venir al otro día, sin asamblea, sin concensuarlo, nada. Y ahí se prendió otro muchacho, Sergio, y en el mismo día se fueron prendiendo otra gente. Nosotros también estamos… y bueno, al otro día ya era una asamblea. Fue hermoso eso, porque a partir de esto se constituyó una asamblea permanente”, dice Aldo Flores, vecino que arrancó su lucha desde que comenzara La Alumbrera, hace más de doce años.
Más allá de no querer llamarlo corte para evitar fáciles represalias legales, en la práctica no es un corte. Si lo fuera, explican todas las voces, “El Potrero quedaría aislado y eso no lo vamos a hacer”.
pic_0416.jpg

El objetivo es impedir la instalación de Agua Rica, a diecisiete Km. en línea recta, una mina a cielo abierto que describen como una amenaza. El proyecto es tres veces más grande que La Alumbrera. La bandera argentina baja sólo para impedir el paso de los vehículos con insumos para la empresa, o el de funcionarios o jerarcas mineros.
Para los vecinos, Agua Rica es el primer paso para la desaparición de la ciudad. Entienden que si permiten su instalación luego vendrá fácilmente el siguiente proyecto del cual se han enterado hace poco más de un mes. Figura en los registros como Pilciao 16 y comprende el ejido de la ciudad concedido para su exploración a Billiton Argentina BV, desde 2005.
Una vez notificados, la reacción no se hizo esperar. Aldo explica porqué están en la ruta: “El detonante fue el Pilciao 16, ahí nace la idea esta de que estamos en peligro total. Siempre estamos buscando información y justo nos tocó encontrarnos con ese expediente que fue tremendo, saber que estaba cateado, explorado y próximo a explotación…Entonces dijimos, no va más. Agua Rica es el primero de los que tenemos encima del pueblo. Alumbrera está a ochenta Km. y nos está haciendo un daño tremendo desde hace trece años…Agua Rica está al frente de nuestras casas y si funcionara sería como tener el tanque de agua de nuestras casas con veneno”.
Los vecinos autoconvocados han dicho no va más.

La bolsa y la vida

La canadiense Yamana Gold podría haberle evitado al pueblo de Andalgalá la ironía de llamarse “agua rica”, pero la empresa con explotaciones en México, Centro América, Brasil, evidentemente no se priva de nada.
En el departamento de Andalgalá, según el padrón de minas del año 2009, de las ciento ochenta y tres vigentes, Yamana ha sido bendecida con ochenta y cuatro concesiones, algunas desde 2003. Estos años los ha ocupado la empresa en tejer redes entregando dádivas a algunos emprendimientos particulares y sobre todo, haciéndose cargo de algunas de las obligaciones del Estado andalgalense, como la estación meteorológica o muebles para escuelas y bibliotecas. Y promete. Promete tanto como su antecedente inmediato, La Alumbrera.
A pesar de sus esfuerzos, la licencia social se avizora lejana.
Es que la experiencia de La Alumbrera ha marcado al pueblo. “Con Minera Alumbrera nosotros llevamos ya doce años de mala experiencia. Ellos entraron como dueños de casa a nuestro pueblo, con el permiso de las autoridades, en donde tampoco se hicieron audiencias públicas ni consulta popular para ver si la gente quería o no la explotación minera. Llegaron con enormes promesas como ser seis mil puestos de trabajo, el desarrollo de un hospital de alta complejidad, la llegada del ferrocarril de nuevo a la ciudad, la construcción de rutas que nos iban a unir con otros pueblos y provincias…Prácticamente ya en el cierre de la mina, nada de esto ha ocurrido, con el agravante que nos están dejando un enorme pasivo ambiental que ya ha incidido en la salud de la gente de Andalgalá. Casos muy concretos, tenemos una incidencia del 2500% en cáncer de huesos, mas del 800% en otros tipos de cáncer y otras enfermedades que no se conocían en los índices que se conocen hoy…” Esto lo explica Sergio Martínez, otro de los vecinos de la Asamblea y se apoya en el ordenamiento de las estadísticas que vienen desarrollando cuatro médicos del pueblo. El hospital pasó por momentos en los que no tenía ni para la nafta de la ambulancia y la única incorporación técnica que ha sumado es un mamógrafo que funciona deficientemente.

En cuanto a la ocupación, según reconoce la misma municipalidad, no llegan a noventa los puestos de trabajo.
Pero aún cuando hubiera cumplido con sus promesas, estos vecinos afirman que nada cubre la destrucción que generan las mineras. En este sentido Martínez es contundente: “Estas empresas se tendrán que ir porque no podemos sostener nosotros el derroche humano de los países ricos del norte con nuestras enfermedades y con nuestras miserias y con nuestro pasivo ambiental”.
pic_0562.jpg
Todas las voces

A María Inés Rueda sólo le faltó persignarse cuando le nombramos a La Alumbrera. Heredera de un tátara-tátara abuelo llegado a Santa María entre los conquistadores (el hombre terminó siendo conquistado por el paisaje y por una mujer de estas tierras), recuerda que desde siempre allí se han plantado duraznos. La Alumbrera prometió, para alegría de su familia, canales de riego. Y en este caso cumplió, desgraciadamente. María Inés afirma que la zona regada por esos canales, desde hace siete años produce duraznos que mueren en la planta pequeños y negros.

El conductor del micro que nos traslada desde San Miguel de Tucumán hasta Andalgalá, trabajó en su momento como conductor de camiones para Techint, empresa encargada del mineraloducto. “Decían que había que cambiar los caños cada seis u ocho meses, pero eso no se hizo nunca” afirma. El mineraloducto ha sufrido en estos años múltiples roturas documentadas por los asambleístas, liberando la sopa química que transporta y contaminando las napas.
Un taxista que trabajó como chofer de camiones en La Alumbrera durante cuatro años, fue testigo de la rotura del dique de cola y de cómo la sopa química acumulada impregnó la tierra.

Agua Rica nos va a contaminar con la primera explosión. El polvo con los minerales liberados que va a generar va a depositarse en el pueblo” dice uno de los comerciantes andalgalenses. Ninguno de ellos participa de la Asamblea del algarrobo. Sin embargo, todos concluyen en que la cuestión se zanja con el pueblo de pie.
La asamblea funciona entonces como emergente organizado de una sociedad que conoce lo que sucede con la minería a cielo abierto.
En los primeros años de instalada La Alumbrera se podía observar en Andalgalá una población dividida entre antimineros y promineros. Hoy, lo dice Sergio Martínez, “la única asamblea que queda constituida es esta asamblea que pide que estas empresas se vayan y en la otra vereda, un grupo muy minoritario, pero muy minoritario, que es la Cámara de empresarios y proveedores mineros y los funcionarios que hacen algún dinero con esta actividad”.

En Chaquiago, la mañana comienza para los que llegan con un mate cocido que los espera y los bizcochos que traen. Los que han pasado la noche lo comparten sin apuro por irse. El trasfoguero aguanta un poco más y calienta la pava.
En todo el amplio horizonte circundante, tormentas de tierra reducen los cerros a contornos.
Siempre hay algo para resolver, así que todo el tiempo se exponen estrategias a seguir o se comentan las noticias que acercan incluso algunos trabajadores de Agua Rica.
Los que se sumaron recientemente a la Asamblea del algarrobo saben que sus opiniones tienen el mismo valor que las de aquellos que llevan años en esta lucha. Eso estimula el diálogo que se desarrolla en el tono que marca el entorno, las voces no superan el volumen de los pájaros.
Poco después de la siesta del martes 12 de enero, desde El Potrero un matrimonio con sus cuatro hijos caminó hasta el lugar de reunión. Vinieron a sumarse. Ante las manifestaciones de agradecimiento responden que no hay nada que agradecer, porque esta es también su lucha.
La vida a cielo abierto transcurre al amparo del árbol y esto es lo único a cielo abierto que los andalgalenses están dispuestos a respetar.

Informe audio
Daniel Giovannini – La Colectiva

Corto Los del Algarrobo - Andalgalá Catamarca

Andalgala en el Bicentenario, Resistencia a la contaminacion y el saqueo, 2010

EXCELENTE VIDEO SOBRE ANDALGALA

Informe de Telenoche sobre los sucesos de Andalgalá

Campaña Nacional de Firmas por el NO a la Minería Química a Cielo Abierto
y la Minería Nuclear en todas sus formas

Los ciudadanos del territorio argentino decimos NO a la minería química con la modalidad a "cielo abierto" y a la minería radiactiva en todas sus modalidades (cielo abierto o por galerías).

  • Pedimos la nulidad y derogación de la Ley de Inversiones Mineras (Ley Nacional 24.196) y normas complementarias.
  • Exigimos la derogación y anulación por parte de la República Argentina del "Tratado de Integración Minero Argentino-Chileno".
  • Reclamamos el cierre definitivo y la recomposición del ambiente, según el art. 41 de la Constitución Nacional, de todas las minas abandonadas y aquellas que están funcionando y no respetan la ley general del ambiente (ley nº 25675).
  • Pedimos previa autorización expresa para la utilización de recursos hídricos compartidos de las poblaciones de las provincias potencialmente afectadas por un emprendimiento minero que se expresarán por referéndum y demandamos la participación de la autoridad ambiental nacional en caso de efectos ínter-jurisdiccionales.
  • Pedimos se respeten estrictamente los principios ambientales preventivo, precautorio y de sustentabilidad contenidos en la ley general del ambiente y la sanción de caducidad de las concesiones mineras en caso de incumplimiento.
  • Reclamamos la detención y prisión de los empresarios mineros que contaminan el medio ambiente con sus delitos y la misma condena para los funcionarios públicos cómplices.
  • Denunciamos los planes nucleares que se fomentan desde el gobierno y enriquecen a los empresarios mineros que desarrollan emprendimientos mineros radiactivos.
  • Reclamamos expresa "Licencia Social" y participación ciudadana real y efectiva previas a los procesos de autorización de actividades mineras.

¡Sí a la vida y a la dignidad! ¡No al saqueo, destrucción y contaminación!

¡Sumá aquí tu firma a este reclamo!

PROYECTOS MINEROS

PROYECTOS MINEROS

Archivo del blog