Si sos kirchnerista pero estás de acuerdo en la protesta contra la megaminería contaminante, podés ayudar a tu gobierno pegándote vos mismo.

PARA LEER TODAS LAS NOTICIAS SOCIOAMBIENTALES

domingo, 24 de octubre de 2010

COMO SIEMPRE MINERA ALUMBRERA Y LAS AUTORIDADES NIEGAN TODO....

Las mineras y los funcionarios, como es su costumbre, desmienten accidentes, roturas, derrumbes y muertes. Ante esta nota publicada, brindamos antecedentes de "accidentes" y el no cumplimiento de normas de seguridad que nunca se reconocen:


HUBO UN DERRUMBE EN BAJO LA ALUMBRERA, PERO NO TUVO CONSECUENCIAS

A las 9.45 se produjo un movimiento en el interior del yacimiento que provocó derrumbe de rocas
Ayer a la mañana se produjo un derrumbe en una de las paredes del yacimiento de Bajo La Alumbrera. Afortunadamente, no tuvo ninguna consecuencia para el personal porque se había previsto el movimiento en la mina por el cruce de fallas geológicas.
El vicepresidente de Minera Alumbrera, Jorge Montaldi, confirmó que se produjo "un deslizamiento importante en una pared de la mina cercana a una falla geológica, que ya estaba identificada". Como consecuencia, hubo un derrumbe de roca que cayó al fondo de la mina pero que no produjo heridos.
Montaldi explicó que el deslizamiento era previsible para la empresa, porque al tratarse de una mina a cielo abierto tiene instalado un sistema de monitoreo del movimiento de las paredes que permite prever los movimientos. Es así que los detectores informan cómo se comportan las paredes del yacimiento y alertan ante algún riesgo. El martes por la tarde hubo un movimiento que activó la alarma y a partir de allí se evacuó la zona y se prohibió el ingreso de maquinarias y trabajadores, porque se estimó que podría producirse algún incidente en las próximas 48 horas. Finalmente, ayer a las 9.45, se produjo el temblor y el posterior derrumbe de rocas.
Agregó que al tratarse de una mina a cielo abierto que tiene ya cierta antigüedad y en la que ahora se trabaja a 450 metros de profundidad, son normales los deslizamientos del terreno. Según explicó, los movimientos tienen su origen por el cruce de fallas geológicas.
Por otra parte, una delegación de la Policía Minera partió ayer al mediodía a constatar los acontecimientos ocurridos en la mina.

Graves denuncias sobre la situación laboral en La Alumbrera

Accidentes evitables que provocaron muertes o daños irreversibles en la salud de operarios son ocultados por Minera la Alumbrera, según el relato exclusivo para Catamarcactual de un ex chofer de camiones Caterpillar y un ex mecánico de la mina. 

“La producción está sobre todos. Está sobre los derechos humanos, sobre la seguridad” nos relataba un ex operario de máquinas que trabajó durante 8 años en la mina, y cuya identidad mantendremos bajo reserva por el momento bajo el seudónimo de José.

El hombre, despedido hace unos años de la empresa nos contó que casi ningún empleado que trabaja o trabajó en la mina quiere hablar de su experiencia: lo que sienten “no es cierto temor, es un constante temor”. Junto a él, un ex mecánico con vasta experiencia en la mina nos proveen de un relato imperdible sobre los supuestos accidentes silenciados, abusos y persecuciones laborales de la empresa para silenciar las graves irregularidades que ponen un manto de sombra a la ya muy controvertida imagen de la mina más importante del país.

Inseguridad en el trabajo

José, ex operador de los enormes camiones Caterpillar 793 (CAT793, con capacidad de carga de 250 toneladas) comenzó relatándonos como se ignorarían ciertos estándares de seguridad que ponen en peligro la vida de los trabajadores de la mina. Al respecto, indicó que la Alumbrera no aplica correctamente el sistema “Pass” cuya finalidad es clasificar los días de trabajo de acuerdo a la existencia o no de fallas de seguridad. Un día A es un día sin fallas; B existió algún problema; y C es un día con problemas graves de seguridad. Se informaba sobre el día anterior para tomar las precauciones correspondientes. Nuestra fuente reveló que cuando informaba a un supervisor problemas que podrían encuadrar a un día como “C” lo ponían “en el banquillo de los acusados” y se ignoraba la advertencia para permitir que el proceso de producción continuara sin interrupciones.

El ex operario reveló que cuando informaba sobre un componente de los equipos que debía ser reemplazado por haber sobrepasado las horas estipuladas de uso (medido por odómetros y otros instrumentos), se ignoraba el informe para permitir que se siguiera produciendo sin tener en cuenta el peligro que representaba para la seguridad de los operarios. Un ex mecánico que trabajó varios años en la mina (que también prefirió usar un seudónimo, Adrían) agregó que muchos supervisores no contaban con la capacitación suficiente para ejercer sus cargos “yo he tenido un supervisor el que me preguntaba a mí cómo tenían que funcionar los equipos o cómo se llamaban los componentes del camión (…) si esa persona no está capacitada, ¿que te puede explicar?”. Agregó que todos los manuales de servicios y partes de los equipos venían en inglés, lo que creaba un problema extra pues había que capacitarse con el fin de no cometer errores en la traducción, para la cual existe además un software que varios supervisores no sabían manejar correctamente. “Hay un montón de accidentes inhabilitantes que ellos no quieren reconocer” subrayó Adrián.

Uno de ellos lo sufrió José :“A mí se me reventó el motor yendo en movimiento con el camión cargado, corriendo el riesgo que me incendie porque trabajan a altas temperaturas. Era un solo charco de aceite caliente y todos los líquidos que lleva” relató José. En efecto, Adrián, el ex mecánico de la mina precisó que el CAT 793 puede transportar casi 12.000 litros entre gasoil (4500 litros), diversos tipos de aceites hidráulicos (4600 litros) y otros aceites (cerca de 3000 litros).
En el caso de José, fue un accidente sin consecuencias; pero otro operario no corrió con la misma suerte: “a un pibe se le quemó el camión mientras descargaba, se le reventó una manguera de líquido hidráulico y [el camión] se prendió fuego. Se estaba quemando la cabina, no tenía por donde bajar del equipo y el chango se largó de 11 metros de altura; y se quebró los dos tobillos”. Lejos de indemnizarlo y darle un retiro, José afirmó que sólo le dieron licencia hasta que pudo recomponerse parcialmente y volvió al trabajo con secuelas de dolor permanente en sus pies.

Otra de las costosas máquinas que circulan por la mina son las perforadoras. Adrián nos explicó que requiere de 8000 voltios para moverse y se alimentan a través de unos gruesos cables que, por su peligrosidad, deberían ser sólo manipulados por personal experto en electricidad. La realidad, es que los operarios de los CAT también deben manipularlos quedando expuestos a un potencial “arco voltaico” que es una peligrosa descarga eléctrica similar a una llama.
En el año 2005, relata José, una falla técnica casi termina con la vida de un electricista que usualmente manipulaba estos riesgosos equipos. Por un problema de comunicación radial, el operario habría escuchado la orden de “conectar” cuando en realidad la orden era “no conectar” el cable a un tablero eléctrico móvil. Cuando intentó enchufarlo, recibió una descarga de alto voltaje. Lo llevaron grave a Tucumán, donde salvó su vida milagrosamente a pesar de las graves quemaduras en uno de sus brazos, rostro y cuerpo.
”Cuando suceden estos accidentes, -señaló José- la política es aislar la zona, donde sólo pueden entrar los subalternos y los superiores que son los que deciden la situación”. José subrayó que de esa forma dan la versión que elaboran de acuerdo a sus intereses.
El operario eléctrico volvió a la mina, de la que se retiró poco tiempo después.

La ART no aparece

Los ex empleados coinciden en que todos aquellos que sufren secuelas tras accidentes laborales (se afirma que hay varias personas con lesiones originadas en el trabajo) no serían derivados a la ART para que se trate el caso, sino “que le buscan la vuelta para echarlo”.

Adrián nos contó que diversos médicos de la empresa le mal diagnosticaron una lumbalgia y luego una neumonía cuando en realidad tenía una micosis profunda (una severa penetración directa del hongo en la epidermis, dermis y tejido subcutáneo) que lo aquejó durante meses y le dejó secuelas en el rostro. “Acá me trataban de una dermatitis que decían que era un pelo encarnado en la barba”, añadió el ex mecánico. Sin ayuda de AOMA (la obra social de la empresa “que no la recibe nadie” según sus palabras) su vida estuvo en peligro pues prácticamente respiraba con un solo pulmón. Con el tiempo fue recuperándose hasta se le generaron cálculos en los riñones debido a todos los medicamentos que tomaba. Tuvo otra vez que hacerse tratar en Buenos Aires. Nunca tuvo noticias de algún visitante de la ART en ninguno de los lugares en donde se internó. Recién un año después, la empresa le realizó dos auditorías médicas que lo avalaban para volver al trabajo, pero fueron supuestamente ignoradas por el gerente de Recursos Humanos, quien le negó la reincorporación a la mina.

Nuevas versiones de accidentes fatales

Además se citó el caso ocurrido el 4 de julio del 1998 de Edith Carrasco, (quien entonces contaba con 19 años y era oriunda de Belén) y su instructor, que cayeron juntos al precipicio cuando ella manejaba una CAT 988 (que en la jerga le llaman “pato”), especialmente diseñado para redistribuir los escombros dejados por las topadoras al costado del camino en las “fases” escalonadas de la mina. Estos escombros formaban una barrera de contención (cuyas dimensiones son estandarizadas) para evitar las caídas hacia los peligrosos acantilados que descienden en espiral hacia el fondo de la mina.
Al tratarse de un entrenamiento, debía realizarse en un sector completamente seguro, es decir, en un ligar cerrado fuera de los acantilados y no -como afirma José- en mismo camino de la mina, un lugar inseguro para la capacitación de un principiante.
En efecto, una mala maniobra de la chica la dejó con las ruedas y el espejo en el precipicio. La joven, entre la confusión y el temor, aceleró en vez de hacer reversa y cayeron al precipicio provocando la muerte de ambos. Si bien se dio a conocer el accidente, la empresa nunca mencionó que la maniobra de entrenamiento se había efectuado en un sector no autorizado.

La Alumbrera también desmintió una posible falla mecánica en el accidente fatal que se produjo fines del año pasado, y que terminó con la vida de Santiago Gerván, de unos 30 años. El camión que conducía se desbarrancó imprevistamente cuando transitaba por el yacimiento a cielo abierto de la mina. Tas realizar su propio estudio, la empresa concluyó que la falla fue humana. Los ex empleados sospechan que la Alumbrera ocultó los resultados pues nunca se habría sabido con certeza la causal del accidente. Al respecto, Adrián agregó que el se ofreció para realizar las pericias en el siniestro y nunca recibió respuesta pese a ser uno de los mecánicos más experimentados de la mina. Lo único que salió a la luz sobre el accidente sucedido el 22 de noviembre del 2008 fue la versión de la empresa.

Estos son sólo algunos casos que se afirma, sucedieron realmente. Según se puede juzgar a primera vista, lo que aquí se conoce acerca de la transnacional es sólo la punta de un iceberg tan ominoso como sus ganancias.

http://www.catamarcatoda.com.ar/notas_actual.php?id_nota=45483

RECORDANDO: ESTA NOTA LA PUBLICAMOS EN JUNIO DE 2009
Una trabajadora minera se presenta a la justicia. Fue empleada de La Alumbrera por 10 años. Luego de ser maltratada y a pesar de las graves enfermedades profesionales adquiridas en la mina, fue despedida de su trabajo el mismo día que le entregaron la “medalla por los 10 años en La Alumbrera”. Además de conmovernos por sus padecimientos, vemos cómo se confirma el tremendo poder contaminante de todo el proceso de la minería química. Todos los reactivos que utilizan afectan con su carga contaminante primero a los trabajadores expuestos por la cercanía y luego llegará a todos los habitantes de las regiones mineras para extenderse después hasta límites incalculables. Incluímos el texto de la presentación judicial.
Mina La Alumbrera: planta de procesamiento del mineral.Por Movida Ambiental
Tucumán, Argentina – 18/06/09. Poco a poco, todas las argumentaciones a favor de la gran minería transnacional se van cayendo.La minería “responsable” y “sustentable” es una gran mentira que cae por su propio peso.
Los locos fundamentalistas (léase terroristas ambientales) que se oponen al “desarrollo” y a las “fuentes de trabajo” ya no están solos.
Ingenieros, médicos, científicos, maestros, periodistas, actores y otras personalidades, además de muchos ciudadanos comunes se suman día a día a los reclamos contra el modelo de la megaminería química saqueante y contaminante.
Las mineras – y especialmente Minera Alumbrera – nos han hartado con discursos y videos institucionales en los que aseguran que dan muchísimos puestos de trabajo y nos han mostrado cómo cuidan a sus empleados excelentemente remunerados.
Bien, ahora se suma a nuestros reclamos una trabajadora minera, empleada de La Alumbrera por 10 años. Luego de ser maltratada, exprimida y manipulada, a pesar de las graves enfermedades profesionales adquiridas en la mina, fue despedida de su trabajo el mismo día que le entregaron la “medalla por los 10 años en La Alumbrera”.
En la transcripción de la denuncia penal presentada por Gladys Aráoz ante la Fiscalía Federal de Tucumán, además de conmovernos por sus padecimientos, vemos como se confirman nuestras denuncias sobre el tremendo poder contaminante de todo el proceso de la minería química.
Todos los reactivos que utilizan aplastan con su carga contaminante primero a los trabajadores expuestos por la cercanía y luego llegará a todos los habitantes de las regiones mineras para extenderse después hasta límites incalculables.
En las marchas y manifestaciones que realizamos siempre se nos acerca gente a dar testimonio de sus terribles experiencias.
Ésta es una de tantas historias que nos cuentan quienes creyeron en las promesas de las mineras, de a poco otros se irán animando a hacerlas públicas, y nosotros nos encargaremos de apoyarlos y acompañarlos.
A continuación la denuncia (textual):
Sr. Fiscal General
Cámara Federal de Tucumán
Dr. Antonio G. Gómez
Gladys Araoz DNI 13.974.892 por medio de la presente vengo a efectuar formal DENUNCIA en contra MINA LA ALUMBRERAa tal efecto constituyo domicilio legal en calle Mendoza N*490, PISO 5*, OF 18, de la ciudad de San Miguel de Tucumán con el patrocinio de la letrada Jorgelina S. Brandan, respetuosamente digo:
La Sra. Gladis Araoz, ingresó a trabajar el 4 de Agosto de 1997, ingreso como “Operador” de camión “Caterpillar 793B/C”, en esa tarea estuvo hasta aproximadamente Agosto de 1998.
A partir de esa fecha y luego de una entrevista con las autoridades del “Concentrador”, es trasladada a una planta donde se muele la piedra extraída de la mina, la molida se hace en los molinos de “bola”, su tarea consistía en el control de bolas, de los molinos, se encargaba de la limpieza de los derrames de concentrados, cargaba las “bolas” a los molinos, era “operaria”, por lo tanto su tarea era general, hacia todas las labores que le encomendaba el supervisor y surgían día a día con el funcionamiento mismo de la planta.
Luego fue trasladada al área de “Flotación”, lugar donde se saca el concentrado de oro y cobre, por medio de productos químicos que se denominan reactivos, sustancias que promueven o modifican las condiciones físico-químicas del proceso esta tarea es fundamental importancia ya que sin estos productos el fenómeno de” flotación “no se produce.
Los reactivos, tienen olores fuertes son muy nocivos, es por ellos que su manipulación se hace con equipos de seguridad.
A partir del manejo de estos materiales la Sra. Gladys empezó a sentir dolor de estómago o de cabeza, al principio no era simultáneo los malestares, pero aproximadamente a los dos meses de manipular, los elementos el malestar era tanto estomacal y las jaquecas eran permanentes.
El trabajo consistía en atender y limpiar con mangueras los derrames de las cubas, de los ciclones, atender la “flotación”, manejaba las computadoras que regulan la entrada de los reactivos, etc.
Posteriormente trabajó en el área de reactivos, propiamente dicha, Gladys personalmente recibía los camiones con los químicos, la cal, etc. y preparaba los reactivos y los mandaba a la planta de molienda, de flotación y espesadores, en esta área de trabajo lejos de disiparse las molestias estomacales y el dolor de cabeza, se agudizaron, aumentándose a este cuadro problemas respiratorios, derivados del ir y venir a la planta de cal.
La tarea consistía a más de preparar los reactivos tomar muestras de la planta de cal, se encargaba del muestreo y filtración general de la planta, de las descargas de los camiones, destrancar las cañerías, esta tarea implicaba que los pies estén permanentemente mojados.
La humedad provocó primero irritación, después lastimaduras, la Sra. Aráoz atribuyó esas heridas a la humedad y a la cal, este elemento no sólo le lastimó los pies sino que también le empezó a afectar todo el tejido de la piel especialmente la zona del rostro y las manos.
Los malestares estomacales y los dolores de cabeza seguían en aumento, a este cuadro se sumaron las lesiones de los pies manos y rostro pero lo que más asustaba y perjudicaba era la afección bronquial que le provocaban ahogos y asfixia, estos sucesos no se reflejaron en el trabajo de Gladys quien cumplía su trabajo como si no tuviera problemas de salud.
La Sra. Aráoz, cuando tenía los días de descanso, 7 cada siete días de trabajo, lejos de aprovechar ese tiempo para compartir con su familia y descansar, peregrinaba por médicos todos los especialistas le recetaban medicamentos para tratar la afección consultada.
Los medicamentos solucionaban parcialmente las patologías, las cremas para tratar la piel eran muy costosas, y no las reconocía la Obra Social por lo que muchas veces las tenía que reemplazar por otras más económicas, las medicinas para los dolores de cabeza y del estómago que al principio calmaban el malestar, al poco tiempo de consumirlos empezó a rechazarlos, no los toleraba, le causaban tanto dolor y malestar como la enfermedad que pretendían sanar.
Mientras sufría todos estos tormentos, la Sra. Aráoz, no se resignaba a no encontrar soluciones para sus problemas de salud, en esta búsqueda llegó al Dr. Oscar Amoroso especialista en alergia, que le indica la realización de “Placas de Testificación”, que consiste en la extracción de muestras cutáneas, para su análisis, en esta muestra se encuentra que lo que producía todo el cuadro de la Sra. Aráoz, eran los elementos con los que trabajaba, los reactivos.
Con diagnóstico preciso y serio, Gladys habla con las autoridades de Recursos Humanos y del Servicio Médico de la mina, para relatarle su situación y pedirle ayuda, viendo el deterioro de salud y conociendo que la Sra. no exageraría y mucho menos mentiría acerca de las condiciones de salud, la empresa pide una entrevista con la Comisión Médica de la ART “La Caja” la que ordenaron una Junta Médica, los estudios realizados hicieron determinar a la Comisión Médica la calidad de enfermedad profesional, lo de la Sra. Aráoz era una Alergia con Dermatitis Ocupacional y Silicosis con problemas respiratorios, enfermedades profesionales.
A partir de allí empezó la etapa de innumerables trámites y visitas a los médicos de la aseguradora “La Caja”, que siempre eran reticentes en atenderla, incluso los medicamentos que tendrían que haberle recetado no lo indicaban los médicos de la aseguradora, esgrimiendo que eran muy caros que el reemplazo o el genérico que ellos le suministraban era lo mismo.
Para ser recibida por los médicos de la aseguradora “ La Caja” tenia que sacar turno con mucha anticipación , en el caso que la consulta medica no coincida con los días de descanso , dado que no le daban permiso para concurrir al medico los días de trabajo.
La salud Sra. Araoz seguía deteriorándose rápidamente, por lo que la Licenciada Montes de Oca de la ART “La Caja” fue a visitar el área de trabajo donde prestaba servicio Gladys, después de la visita aconsejo el cambio de área.
La Sra. Araoz permaneció en el área de reactivos 3 años más y medio, cuando lo aconsejable es que un operador pase a lo sumo 8 meses en esa área, y luego se traslada a otra zona de trabajo.
Con posterioridad al informe de La Licenciada de la ART, Gladys la trasladaron al área de “Espesado “ si bien es una zona de trabajo a cielo abierto descubierto, esta inmediatamente al lado de área de reactivos y de la planta de Molibdeno, que expide olores fuertes y agresivos ,la proximidad a esta área hicieron que los problemas de salud no desaparezcan, por el contrario la patología pulmonar se agravo teniendo acceso de asfixia cada vez mas frecuente, siendo la falta de aire permanente.
El trabajo de la Sra. Araoz ,en la zona de “Espesadores” consistía entre otras cosas, en el cambio de filtros de concentrados enviados a la planta de Andalgala PC2 se encargaba de la limpieza con mangueras en el caso de filtraciones, roturas o derrames de los taques o roturas de los equipos ,esta es un área de dimensiones muy grandes ,que requiere dos operadores ,pero Gladys era personal único en esa área ,por lo que estaba todo el tiempo “manguereando” hecho que provocaba que este mojada permanentemente.
Las lesiones cutáneas tampoco había mejorado por el contrario se agravaron por la humedad provocado llagas en los pies y en las manos, Gladys para seguir cumpliendo su tarea iba a la enfermería ,donde Gachí, la enfermera le vendaba los pies y le ponía los botines para que pueda seguir trabajando, además le inyectaba corticoides para facilitarle la respiración, pese a todo el dolor e incomodidad que sufría la Sra. Araoz nunca descuido su labor, por el contrario era tan eficiente que hacia ella sola el trabajo de dos operadores.
En Noviembre de 2007, la Sra., sufre un ataque bronquial, afortunadamente fue encontrada por un compañero de trabajo Sr. Marcelo alias el Cordobés, que ante el episodio ayuda y la llevaron a la enfermería, allí la internaron y tuvieron en observación hasta que se recuperó, inmediatamente después volvió a su puesto de trabajo como si nada hubiese ocurrido.
Cuando se encontraba en descanso en el mes de Noviembre, se realiza la fiesta de fin de año de la mina donde se le hace entrega de una medalla por 10 años en la mina.
Luego de la fiesta pide Certificado para recuperar su salud, recurre a un especialista en pulmones, quien le aconseja por lo menos 10 días de reposo y le da un certificado médico ordenando el reposo, pero cuando llega a su casa encuentra una Carta Documento de despido, a partir de allí la vida de Gladys Araoz se derrumba, no solo estaba enferma sino que además estaba sin trabajo, no podía creer lo que le estaba pasando.
Con el transcurso del tiempo fue dándose cuenta de la gravedad de los acontecimientos, dado que se agravaron los dolores sino que emergieron otras patologías.
Actualmente la Sra. Araoz, ha perdido el sentido del olfato y gusto, tiene lesiones pulmonares y en la piel no sólo de pies y manos sino de todo el cuerpo, tiene trastornos gástricos y renales, pero además presenta alteraciones psicológicas, depresión, trastornos del sueño.
Lo peor y lo que más aflige a Gladys es que el diagnóstico es desfavorable, todas las opiniones médicas de los especialistas son coincidentes en que las patologías se agravaran con el transcurso del tiempo, los tratamientos son al solo efecto de mejorar la calidad de vida, sin vislumbrar cura.
Todo lo expuesto no queda en el plano de las aseveraciones de la denunciante, por el contrario todos sus dichos son avalados por las siguientes.
Pruebas
1-Certificados Médicos
2-Informes psicológicos y Científicos
3 –Fotos
PIDO
1-Se me tenga por apersonada en mi carácter de DENUNCIANTE
2-Se me de intervención de Ley en el domicilio de denunciado y se corra vista
3-Se ordene Pericia Medica a fin de determinar el grado, etiológico y diagnostico de la patología de la Sra. Araoz.
JUSTICIA
DENUNCIA 18 DE Mayo del 2009

No hay comentarios:

Corto Los del Algarrobo - Andalgalá Catamarca

Andalgala en el Bicentenario, Resistencia a la contaminacion y el saqueo, 2010

EXCELENTE VIDEO SOBRE ANDALGALA

Informe de Telenoche sobre los sucesos de Andalgalá

Campaña Nacional de Firmas por el NO a la Minería Química a Cielo Abierto
y la Minería Nuclear en todas sus formas

Los ciudadanos del territorio argentino decimos NO a la minería química con la modalidad a "cielo abierto" y a la minería radiactiva en todas sus modalidades (cielo abierto o por galerías).

  • Pedimos la nulidad y derogación de la Ley de Inversiones Mineras (Ley Nacional 24.196) y normas complementarias.
  • Exigimos la derogación y anulación por parte de la República Argentina del "Tratado de Integración Minero Argentino-Chileno".
  • Reclamamos el cierre definitivo y la recomposición del ambiente, según el art. 41 de la Constitución Nacional, de todas las minas abandonadas y aquellas que están funcionando y no respetan la ley general del ambiente (ley nº 25675).
  • Pedimos previa autorización expresa para la utilización de recursos hídricos compartidos de las poblaciones de las provincias potencialmente afectadas por un emprendimiento minero que se expresarán por referéndum y demandamos la participación de la autoridad ambiental nacional en caso de efectos ínter-jurisdiccionales.
  • Pedimos se respeten estrictamente los principios ambientales preventivo, precautorio y de sustentabilidad contenidos en la ley general del ambiente y la sanción de caducidad de las concesiones mineras en caso de incumplimiento.
  • Reclamamos la detención y prisión de los empresarios mineros que contaminan el medio ambiente con sus delitos y la misma condena para los funcionarios públicos cómplices.
  • Denunciamos los planes nucleares que se fomentan desde el gobierno y enriquecen a los empresarios mineros que desarrollan emprendimientos mineros radiactivos.
  • Reclamamos expresa "Licencia Social" y participación ciudadana real y efectiva previas a los procesos de autorización de actividades mineras.

¡Sí a la vida y a la dignidad! ¡No al saqueo, destrucción y contaminación!

¡Sumá aquí tu firma a este reclamo!

PROYECTOS MINEROS

PROYECTOS MINEROS

Archivo del blog